BLOG
Reformas

Cómo colgar un cuadro en la pared sin dañarla

Colgar un cuadro en una pared es posiblemente el más simple de todos los proyectos de bricolaje doméstico. De hecho, es casi imposible hacerlo mal. Casi…

Al igual que con la mayoría de las cosas, hay formas correctas e incorrectas de colgar cuadros. Los problemas más comunes incluyen colgar el cuadro de forma segura para que no se caiga, ponerlo exactamente donde se quiere, y dejarlo perfectamente nivelado. Vamos a darte algunos consejos de profesional para colgar cuadros.

Cómo colgar un cuadro en la pared sin dañarla

Las herramientas imprescindibles para colgar un cuadro son:

  • Taladro y broca
  • Hembrillas
  • Alcayatas y tacos
  • Martillo
  • Nivel de burbuja

El tipo de broca que necesitamos varía según el tipo de pared. Por resumir, si la pared es de ladrillo, lo mejor es una broca de widia, si es de yeso laminado, mejor broca metálica.

Lo primero es poner dos hembrillas en la parte de atrás del cuadro, una a cada lado. Los expertos aconsejan que vayan en el bastidor y no en el marco. Repetimos, dos hembrillas; poner solo una es un error común y una de las principales causas de que un cuadro se acabe cayendo.

Por suerte la mayoría de los cuadros actuales vienen con hembrillas. Si no es así, habrá que ponerlas, para lo cual hay que hacer sendos agujeros en el bastidor con una broquita fina o, preferiblemente, una barrenilla.

Ahora hay que elegir donde colgar el cuadro. La referencia ideal es la altura de los ojos, si lo ponemos en una zona más elevada puede quedar en penumbra y sí se baja demasiado chocará con los muebles (estéticamente y puede que también físicamente). Estamos hablando de personas con una estatura normal, ni muy altos ni muy pequeños.

¿Cómo señalar los puntos de los que va a colgar el cuadro? Una solución algo rustica pero muy pragmática: simplemente poner el cuadro sobre la pared (usa el nivel de burbuja para asegurarte de que está completamente recto) y dar un golpe seco a la altura de las hembrillas para que queden señaladas. Una vez hechas las marcas, se taladran y se les ponen los tacos y las alcayatas. Si es un cuadro muy pesado, lo mejor es que las alcayatas sean de rosca. Ahora solo tienes que colgar el cuadro de las alcayatas y asunto arreglado.

Enhorabuena, ya sabes cómo colgar un cuadro en la pared. ¿A qué esperas para poner en práctica lo aprendido?

Compartir este artículo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Recibe Gratis 3 Presupuestos
de 3 Empresas Diferentes de tu Zona

Tu Reforma Económica y de Calidad empieza aquí

Tu reforma económica y de calidad empieza AQUÍ

Cuánto cuesta reformar...
Provincias con mayor número peticiones de presupuestos
ver más ciudadescerrar ciudades

Anunciado en medios

Pedir 3 Presupuestos Gratis