BLOG
Vivienda

Cómo quitar el gotelé de las paredes fácilmente

Hasta hace unos años, el gotelé era el acabado más demandado para las paredes (y algunos techos) de las viviendas. Sin embargo, en la actualidad este método para pintar las paredes está muy en desuso, y la estética que consigue no es la más adecuada para una vivienda moderna y atractiva. Te contamos cómo quitar el gotelé de las paredes fácilmente, para que puedas deshacerte de esos grumos de pintura tan poco decorativos.

Opiniones sobre métodos para quitar gotelé

Eliminar el gotelé es más sencillo de lo que parece, siempre que se siga un método adecuado. Básicamente son dos métodos los que se pueden utilizar: el raspado para quitar el gotelé, o alisar el gotelé con una masilla para cubrirlo. Su uso dependerá del objetivo que se quiera conseguir y del tipo de acabado del gotelé de base

Raspar el gotelé

Esta opción es adecuada para eliminar gotelé al temple. Requiere un mayor esfuerzo, pero también consigue un resultado óptimo para la pared. Se basa en humedecer la pared para ablandar la pintura, para posteriormente retirarla con una espátula con el método del rascado.

Una vez retirada toda la capa de gotelé, bastará con imprimar la pared antes de pintar y proceder al pintado con el color o el diseño preferido. Con este método, no quedan marcas de gotelé en la pared, por lo que se puede utilizar cualquier color sin que aparezca ningún desperfecto.

Cubrir el gotelé

La alternativa al raspado es cubrir el gotelé de una forma adecuada. Este método se puede realizar en cualquier pared con gotelé, pero es sobre todo recomendable cuando el acabado del mismo está hecho con pintura plástica, porque el raspado puede no ser siempre eficaz incluso con el uso de disolventes.

El proceso en este caso es un poco más complejo, porque para empezar es necesario proteger todos los elementos ajenos a la pared, como interruptores, enchufes o rodapiés. Seguidamente, habrá que aplicar una capa de pasta especial para cubrir el gotelé, y alisarla de una manera adecuada.

Una vez seca, será necesario lijar cualquier imperfección, y comprobar si con esa capa es suficiente para no percibir el gotelé, porque en ocasiones puede hacer falta una segunda capa, con el mismo proceso.

Sobre el material ya seco y lijado, se deberá sellar la pared mediante imprimación, y una vez seca esta mano, será cuando se pueda proceder a pintar la superficie con la pintura elegida.

En todos los casos, lo más importante es que el proceso lo lleve a cabo una empresa de pintura profesional para conseguir un resultado óptimo. Ahora que sabes cómo quitar el gotelé de las paredes fácilmente, puedes pedirnos presupuesto y te atenderemos encantados.

Compartir este artículo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Recibe Gratis 3 Presupuestos
de 3 Empresas Diferentes de tu Zona

Tu Reforma Económica y de Calidad empieza aquí

Tu reforma económica y de calidad empieza AQUÍ

Cuánto cuesta reformar...
Provincias con mayor número peticiones de presupuestos
ver más ciudadescerrar ciudades

Anunciado en medios

Pedir 3 Presupuestos Gratis