BLOG
Reformas

Reformas de casa pequeña: ¿cómo decorar en poco espacio?

La clave para reformar una casa de dimensiones reducidas, reside en escoger un tipo de decoración y de distribución de los espacios que resulte práctica y cómoda. Siguiendo algunos consejos básicos, podrás disfrutar de una vivienda que se vea mucho más espaciosa y con los metros mejor aprovechados para que no falte ningún detalle.

Consejos de reformas de casa pequeña

El ingenio y la imaginación juegan un papel determinante a la hora de pensar en remodelar una casa pequeña. Déjate aconsejar por una empresa profesional de reformas, y verás cómo no es necesario renunciar al buen gusto para conseguir todo el confort y aprovechar el espacio al máximo.

Concepto abierto

Para reformar una casa pequeña, el punto de partida es pensar la manera de conseguir un concepto abierto. Si es posible, resulta recomendable eliminar tabiques, que darán una sensación de mayor amplitud y permitirán la entrada directa de luz natural a todos los rincones.

Por supuesto, hay algunas estancias que requieren intimidad, como el cuarto de baño o el dormitorio, pero el salón y la cocina pueden ocupar el mismo espacio perfectamente. De esta forma verás cómo tu casa parece mucho más grande sin apenas esfuerzo.

Puertas correderas

Si no resulta posible eliminar tabiques por cualquier motivo, apuesta por puertas correderas en todas las estancias. La principal ventaja de estas puertas es que no ocupan espacio al abrirse, por lo que no tendrás la sensación de estar perdiendo metros cada vez que cruzas el umbral de un espacio a otro.

Cuida la distribución

La decoración de casas pequeñas puede ser un quebradero de cabeza si no tienes claro cómo crear los diferentes ambientes aprovechando el espacio. Toma nota de una frase importante: menos, es más. No llenes cada rincón de objetos inútiles que lo único que conseguirán es complicarte el paso normal de un lado a otro. Procura que tus objetos decorativos cumplan otras funciones, como por ejemplo crear zonas de paso o delimitar los diferentes ambientes sin necesidad de paredes añadidas.

Apuesta por el cristal

Escoge cristal como material principal para la decoración de tu casa pequeña, porque la luz natural es imprescindible para hacer de una casa un lugar acogedor, que también se verá como más espacioso. El cristal puede ser un gran aliado en puertas, ventanas, e incluso muebles como mesas. Con este sencillo gesto tendrás la sensación de estar en un espacio mucho más amplio de lo que realmente es.

Colores claros

Algo similar a lo que ocurre con el cristal, tiene lugar al escoger colores claros para las paredes y el mobiliario. Los colores claros reflejan la luz, agrandando visualmente el espacio. Apuesta directamente por el blanco, o, en su defecto, tonos crudos y naturales, como la madera. Combinando el colorido de la construcción con el mobiliario, tendrás además un espacio de diseño, donde querrás pasar largas horas.

Mobiliario funcional

¿Cómo decorar una casa pequeña? Muy sencillo, escoge pocos muebles, que sean funcionales, y que no estorben en el espacio. Existen muchos muebles prácticos para casas pequeñas, módulos que se pueden mover, esconder, ampliar… y que pueden servir para diversos usos.

Por ejemplo, puedes apostar por muebles con ruedas, que se pueden trasladar fácilmente; muebles apilables o plegables, que te harán ahorrar espacio cuando no los necesites; muebles con más de un uso, como los sofás cama; muebles que “crecen”, para los más pequeños; estanterías modulares, que se crean al gusto; mesas nido, etc.

Construye en altura

Nadie dijo que el espacio útil de una casa se reduzca al suelo. Las paredes están llenas de posibilidades, y ofrecen un extra a la hora de colocar objetos de decoración, o incluso construir un altillo donde colocar una cama, que servirá como habitación completa. Todo es posible dejando volar la imaginación, y siguiendo un asesoramiento adecuado.

Valora una reforma seca

Si lo que quieres es dar un lavado de cara a tu vivienda, sin necesidad de realizar una reforma demasiado amplia y costosa, puedes apostar por hacer una reforma seca. Se trata de un tipo de reforma que no requiere materiales con tiempo de secado, por lo que se reduce la duración de la reforma y también el presupuesto. Para hacer una reforma seca, el cambio partiría de los siguientes elementos:

  • La pintura de las paredes y los techos, o, en su defecto, papel pintado, es una buena alternativa para dar un aire nuevo a la vivienda fácilmente.
  • Vinilos para suelos, que modifican la estética sin tener que retirar el suelo anterior.
  • Lijar y barnizar las puertas en lugar de cambiarlas.
  • Colocar placas de pladur para dividir espacios, en lugar de levantar muros con ladrillos.

Como ves, la reforma de casas pequeñas puede ser muy útil para conseguir una vivienda renovada y bien aprovechada. Así que pide ahora tu presupuesto personalizado para remodelar tu casa pequeña y prepárate para ponerte manos a la obra.

Compartir este artículo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

RECIBE GRATIS 3 PRESUPUESTOS

de 3 Empresas de tu Zona

Tu reforma económica y de calidad empieza AQUÍ

Cuánto cuesta reformar...
Provincias con mayor número peticiones de presupuestos
ver más ciudadescerrar ciudades

Anunciado en medios

Pedir 3 Presupuestos Gratis