BLOG
Decoración

Tipos de maderas duras y maderas blandas: ¿En qué se diferencian?

Maderas duras y maderas blandas son dos categorías que se usan para clasificar los diferentes tipos de maderas. Muchas personas consideran que la madera dura se llama así porque es más dura y más denso que la madera blanda. Esto es cierto con bastante frecuencia, pero no siempre.

Tomemos como ejemplo la madera de balsa, que es suave, ligera y menos densa que la madera de la mayoría de los bosques, pero se clasifica como madera dura. La clasificación de la madera no se hace realmente sobre la base del peso o la densidad; sino que se realiza en la base de la reproducción de las plantas.

¿En qué se diferencian maderas duras y maderas blandas?

Básicamente, la madera dura es la madera que proviene de un árbol de angiospermas. Este es un tipo de árbol que tiene semillas encerradas, ya sea en vainas, cubiertas o frutos. Por ejemplo, manzanas o frutos secos y semillas como las bellotas y nueces. Las maderas blandas son generalmente de madera de un árbol de gimnospermas. Una gimnosperma es un tipo de árbol que tiene semillas que no tienen revestimiento y tienden a caer al suelo.

La mayoría de los árboles de madera dura también son de hoja caduca. Un árbol de hoja caduca es un árbol que pierde sus hojas anualmente. Los árboles de madera dura también son crecen de forma más lenta. Esto hace que su madera sea más densa y también más cara, pues necesita más tiempo para crecer. Algunas maderas duras famosas incluyen arce, madera de balsa, roble, olmo, caoba y sicomoro.

La mayor parte de la madera blanda viene de coníferas como pinos, abetos y piceas. Las coníferas son también comúnmente llamados árboles de hoja perenne, porque sus hojas tienden a permanecer verde y no se caigan al suelo en ciclos. Algunos árboles de madera blanda famosos son el pino,  la secoya, el abeto, el cedro y el alerce.

La madera blanda es muy común, (de hecho es el 80% de la madera que usamos), pero es vista como de menor calidad, ya que tiene menos vida útil, no dura tanto tiempo como la dura, requiere más cuidados y se daña con facilidad.

Las maderas duras son casi siempre de mayor calidad. Los muebles hechos con madera tienden a ser más resistentes y durar más. Sin embargo, dada la alta densidad estás maderas, hay que tener especial cuidado al hacer un mueble. Además, algunas maderas duras son las preferidas para un uso particular. Por ejemplo: el arce y el olmo se utilizan a menudo para los suelos.

 

Compartir este artículo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Recibe Gratis 3 Presupuestos
de 3 Empresas Diferentes de tu Zona

Tu Reforma Económica y de Calidad empieza aquí

Tu reforma económica y de calidad empieza AQUÍ

Cuánto cuesta reformar...
Provincias con mayor número peticiones de presupuestos
ver más ciudadescerrar ciudades

Anunciado en medios

Pedir 3 Presupuestos Gratis