BLOG
Cocinas

Las cocinas integradas en el salón, ventajas y consejos

Las cocinas integradas en el salón son una solución en muchos casos, sin embargo, para integrar una cocina mediante una reforma es imprescindible una planificación previa, que permita adecuar el proyecto al espacio disponible.

A continuación, analizamos las características principales de las cocinas integradas en el salón.

Qué son las cocinas integradas en el salón

Las cocinas integradas en el salón, también conocidas como cocinas americanas o cocinas abiertas, son un concepto de diseño que combina la cocina con el espacio del salón o comedor, en una única área sin separaciones físicas como paredes o puertas. Este diseño favorece un ambiente más abierto y fluido en el hogar.

En las cocinas integradas, los elementos como la encimera, los electrodomésticos y los armarios de cocina se organizan de manera que se fusionen con el mobiliario y la decoración del salón. Esto no solo optimiza el espacio, especialmente en viviendas pequeñas, también facilita la interacción entre las personas que están cocinando y las que están en el salón, fomentando así un entorno más interactivo.

Además, las cocinas integradas permiten una mayor entrada de luz natural y una sensación de amplitud. Son ideales para quienes disfrutan de cocinar y desean compartir esos momentos con familiares o amigos, sin estar aislados en una cocina tradicional cerrada.

Sin embargo, este tipo de diseño también implica consideraciones adicionales, como una buena ventilación, para evitar que los olores se distribuyan por toda la vivienda, y una cuidadosa selección de materiales y acabados para crear una estética adecuada entre la cocina y el salón.

Planificar una reforma para integrar una cocina

Planificar una reforma para integrar una cocina en un salón requiere planificar varios aspectos, para crear un espacio funcional y estéticamente agradable:

  • Diseño y distribución: Define la disposición de los elementos de la cocina y el salón. Considera la opción de instalar una isla de cocina o una barra, que puede servir como división y proporcionar espacio adicional para cocinar y socializar.
  • Estilo y decoración: Elige un estilo decorativo que fluya armoniosamente entre la cocina y el salón. Utiliza colores y materiales que combinen o complementen ambos espacios para una transición suave.
  • Ventilación y extracción: Es esencial tener un buen sistema de ventilación para evitar la propagación de olores y humo. Invierte en una campana extractora eficiente y valora la posibilidad de ventanas adicionales o un sistema de ventilación mejorado.
  • Iluminación: Planifica una iluminación que se adapte tanto a la función de la cocina, como a la atmósfera del salón. 
  • Almacenamiento: Maximiza el espacio de almacenamiento con armarios y estantes bien diseñados. Mantén una estética limpia y ordenada, especialmente importante en un espacio integrado.
  • Permiso y regulaciones: Antes de comenzar la reforma, verifica si necesitas algún permiso de construcción y asegúrate de cumplir con todas las regulaciones locales.
  • Presupuesto y planificación: Establece un presupuesto realista y considera la contratación de profesionales para aspectos específicos como la electricidad, la fontanería y el diseño.
  • Funcionalidad y confort: Asegúrate de que la cocina integrada sea práctica para cocinar y cómoda, manteniendo un equilibrio entre ambos usos.

Ventajas de integrar una cocina en el salón

Integrar una cocina en el salón ofrece varias ventajas que mejoran tanto la funcionalidad como la estética de un hogar:

  • Espacio amplio y abierto: La integración crea una sensación de amplitud, ideal para viviendas con espacio limitado. Elimina las barreras visuales, permitiendo que la luz natural fluya libremente y dando lugar a un área más grande y acogedora.
  • Mejora la interacción social: Facilita la comunicación y la interacción entre quienes cocinan y los invitados en el salón. 
  • Versatilidad en la decoración: Ofrece oportunidades creativas para diseñar un espacio unificado y estéticamente armonioso. Permite integrar distintos estilos decorativos, materiales y colores para crear un ambiente único.
  • Funcionalidad mejorada: La cocina abierta al salón permite una mayor flexibilidad en la disposición de los muebles y electrodomésticos, facilitando la organización del espacio según las necesidades específicas de cada persona.
  • Valor agregado a la vivienda: Las cocinas integradas son tendencia en el diseño de interiores y pueden aumentar el valor de mercado de una propiedad, haciéndola más atractiva para futuros compradores o inquilinos.
  • Facilita la supervisión: Para familias con niños pequeños, una cocina abierta permite cocinar mientras se supervisa a los niños en el salón, aumentando la seguridad y la tranquilidad de los padres.

 

La integración de la cocina en el salón ofrece todo tipo de ventajas, sin embargo, en el caso de afrontar una reforma de este tipo, es imprescindible contar con empresas y especialistas en este tipo de reformas. En VIP Reformas ponemos a tu disposición la mayor agenda de profesionales especializados en reformas de cocina, solo tienes que escribirnos a través de nuestro buscador, para contactar con los mejores profesionales de reformas en tu ciudad. 

RECIBE GRATIS 4 PRESUPUESTOS

de 4 Empresas de tu Zona

Tu reforma económica y de calidad empieza AQUÍ

Cuánto cuesta reformar...
Provincias con mayor número peticiones de presupuestos
ver más ciudadescerrar ciudades

Anunciado en medios

Pedir 4 Presupuestos Gratis