BLOG
Vivienda

La licencia de parcelación, solicitud y gestión

Entre los permisos necesarios para llevar a cabo ciertas reformas, la licencia de parcelación es un trámite importante en determinadas circunstancias. A continuación, vamos a analizar en qué situaciones es necesaria la licencia de parcelación y cómo se tramita.

Qué es la licencia de parcelación

La licencia de parcelación es un permiso administrativo que otorga la autoridad municipal para dividir una propiedad de mayor tamaño en parcelas más pequeñas. Esta división se realiza generalmente con el objetivo de vender, alquilar o construir de manera independiente en cada una de las parcelas resultantes. Es un requisito legal en España para asegurar que la subdivisión de la tierra cumpla con las normativas y los planes de ordenamiento territorial.

La obtención de una licencia de parcelación implica la presentación de un proyecto que demuestre que la división propuesta respeta las leyes locales, incluyendo las relacionadas con el uso del suelo, accesos, servicios públicos y el impacto ambiental. Además, debe garantizar que cada parcela resultante tendrá el tamaño mínimo permitido y acceso adecuado a vías públicas y servicios básicos.

Esta licencia es fundamental para incentivar un desarrollo urbano desordenado y para asegurar que las nuevas parcelas sean viables para su uso previsto, contribuyendo así a una planificación urbana ordenada y sostenible.

Cómo se solicita la licencia de parcelación

La solicitud de una licencia de parcelación es un proceso que varía según la legislación local, pero generalmente sigue una serie de pasos comunes.

  • Investigación previa: Antes de solicitar la licencia, es crucial investigar las normativas locales sobre parcelación. Esto incluye entender las regulaciones de zonificación, los requisitos mínimos de tamaño de parcela, y las restricciones ambientales o de uso del suelo.
  • Preparación del proyecto de parcelación: Se debe elaborar un proyecto detallado que incluya un plano de la parcelación propuesta. Este plano debe mostrar cómo se dividirá la tierra, indicando las dimensiones de cada parcela, el acceso a vías públicas y la disposición de servicios básicos (agua, electricidad, alcantarillado). Este proyecto debe ser realizado por un profesional cualificado, como un arquitecto o un ingeniero civil.
  • Presentación de la solicitud: Con el proyecto listo, se procede a presentar la solicitud ante el ayuntamiento o la autoridad local competente. Esta solicitud debe incluir todos los documentos y planos requeridos, junto con el proyecto de parcelación.
  • Revisión por la autoridad competente: La autoridad procederá a revisar el proyecto para asegurarse de que cumple con todas las normativas y leyes vigentes. Durante esta fase, es posible incluir modificaciones adicionales.
  • Pago de tasas: Generalmente, la solicitud de licencia de parcelación implica el pago de ciertas tasas administrativas. El coste varía según la localidad y el tamaño del proyecto.
  • Inspección del terreno: En algunos casos, la autoridad puede requerir una inspección del terreno para verificar que las condiciones reales se corresponden con lo presentado en el proyecto.
  • Aprobación o rechazo: Tras la revisión y cumplimiento de todos los requisitos, la autoridad emitirá una resolución aprobando o rechazando la solicitud. Si se aprueba, se otorgará la licencia de parcelación.
  • Notificaciones y registro: Una vez aprobada, se deben realizar las notificaciones pertinentes a las autoridades catastrales y registrales, para actualizar la situación de la propiedad.

¿Es posible parcelar una finca sin licencia de parcelación?

En España, parcelar una finca sin la correspondiente licencia de parcelación es ilegal. La legislación española, en su marco de ordenación urbana y territorial, exige que cualquier división de una propiedad en parcelas más pequeñas cumpla con una serie de requisitos legales y normativos, y para ello es indispensable obtener una licencia de parcelación.

La licencia de parcelación garantiza que la subdivisión de la tierra se realice de acuerdo con los planes de urbanismo y ordenación del territorio. Estos planes establecen las normas sobre el uso del suelo, la densidad de construcción permitida, los servicios básicos necesarios y el impacto ambiental. Sin esta licencia, cualquier acto de división de una finca podría contravenir estas normativas.

Además, parcelar sin licencia puede conllevar problemas legales serios, tanto para el propietario de la finca como para los compradores de las parcelas resultantes. Estas parcelas podrían considerarse no edificables o ilegales, lo que implica que cualquier construcción realizada en ellas podría estar sujeta a sanciones, incluso a la demolición. Asimismo, los propietarios podrían enfrentarse a multas significativas y otros procedimientos legales.

Por lo tanto, es imprescindible obtener la licencia de parcelación antes de proceder con cualquier división de terrenos en España, para asegurar la legalidad del proceso y evitar consecuencias negativas tanto a nivel legal como urbanístico.

Cuánto tarda en concederse una licencia de parcelación

La concesión de una licencia de parcelación en España generalmente tarda entre uno y tres meses. Este período puede variar dependiendo de la complejidad del proyecto, la carga de trabajo de la administración local, y el cumplimiento de todos los requisitos necesarios. Durante este tiempo, se realiza la evaluación del proyecto de parcelación para asegurarse de que cumple con las normativas urbanísticas y de ordenación del territorio. Es importante tener en cuenta que este plazo no está definido por ley y puede ser superior en casos donde se requieran documentos adicionales.

RECIBE GRATIS 4 PRESUPUESTOS

de 4 Empresas de tu Zona

Tu reforma económica y de calidad empieza AQUÍ

Cuánto cuesta reformar...
Provincias con mayor número peticiones de presupuestos
ver más ciudadescerrar ciudades

Anunciado en medios

Pedir 4 Presupuestos Gratis