BLOG
Terrazas y Jardines

El uso de pintura de silicato para humedades, aplicación y ventajas

La pintura de silicato para humedades es un tratamiento eficaz tanto para interiores como para exteriores. Si quieres proteger tus paredes de la humedad, la pintura de silicato es la mejor solución.

Qué es la pintura de silicato

La pintura de silicato, también conocida como pintura mineral, es un tipo de recubrimiento muy duradero y respetuoso con el medio ambiente, ideal para superficies exteriores e interiores. Se compone principalmente de silicato potásico como aglutinante, pigmentos minerales que proporcionan color y, en algunos casos, aditivos específicos para mejorar sus propiedades. La característica distintiva de la pintura de silicato es su capacidad para crear un enlace químico con el sustrato mineral al que se aplica, como el hormigón, el yeso o la piedra, lo que da como resultado una unión excepcionalmente fuerte y duradera.

Su elaboración implica la mezcla de silicato potásico con pigmentos minerales hasta alcanzar la consistencia deseada. A esta base, se le pueden añadir diversos aditivos para mejorar la adherencia, la resistencia a la intemperie y la capacidad antimoho. El resultado es una pintura altamente permeable al vapor de agua, lo que permite que las paredes respiren y evita la acumulación de humedad, reduciendo el riesgo de moho y daños por congelación-descongelación. Además, debido a su composición natural, la pintura de silicato es altamente resistente a la decoloración causada por la luz UV y proporciona una protección duradera sin emitir compuestos orgánicos volátiles (COVs), siendo así una opción sostenible y saludable para espacios habitados. 

En qué circunstancias es recomendable la pintura de silicato

La pintura de silicato, con su excepcional durabilidad y respeto por el medio ambiente, representa una opción de recubrimiento ideal para una amplia variedad de situaciones. Este tipo de pintura es especialmente valorado por su capacidad para crear una unión química con el sustrato, proporcionando un acabado que no solo protege las superficies sino que también mejora su estética. A continuación, analizamos situaciones en las cuales es altamente recomendable optar por pintura de silicato:

  • Restauración de edificios históricos: Dado que la pintura de silicato es compatible con materiales de construcción tradicionales como ladrillo, piedra y mortero de cal, es ideal para la restauración de edificios históricos. Su capacidad para respirar permite que la humedad escape, previniendo daños estructurales a largo plazo.
  • Climas húmedos: En áreas propensas a la humedad y la formación de moho, la pintura de silicato es una excelente opción debido a su permeabilidad al vapor. Esto ayuda a reducir la acumulación de humedad en las paredes, manteniéndolas secas y reduciendo el riesgo de crecimiento de moho.
  • Exposición a la luz solar directa: Para superficies que están expuestas a intensa luz solar, la pintura de silicato es beneficiosa gracias a su alta resistencia a los rayos UV. Esto evita la decoloración y asegura que el color permanezca vibrante por más tiempo.
  • Áreas de alto tráfico: Las áreas que requieren una limpieza frecuente, como pasillos y espacios públicos, se benefician de la robustez de la pintura de silicato. Su superficie resistente permite limpiezas repetidas sin degradar la calidad o el color del acabado.
  • Proyectos ecológicos y sostenibles: Para proyectos que enfatizan la sostenibilidad y la salud ambiental, la pintura de silicato es una opción también adecuada. Su composición natural y la ausencia de compuestos orgánicos volátiles (COVs) la hacen segura para los ocupantes y el medio ambiente.
  • Fachadas y exteriores sujetos a condiciones climáticas extremas: Las propiedades de la pintura de silicato ofrecen una protección superior contra el desgaste causado por la lluvia, el viento y los cambios térmicos. Esto la convierte en una elección ideal para proteger y preservar fachadas exteriores.
  • Superficies de alta alcalinidad: En superficies como hormigón nuevo o reparado, donde la alcalinidad puede ser alta, la pintura de silicato es efectiva, ya que puede tolerar estos niveles sin degradarse, a diferencia de otras pinturas convencionales.

La aplicación de la pintura de silicato para humedades

La aplicación de pintura de silicato requiere seguir un proceso específico para asegurar que se adhiera correctamente y ofrezca su máxima duración. Inicialmente es fundamental preparar la superficie asegurándose de que esté limpia, seca y libre de polvo, grasa o cualquier revestimiento anterior incompatible. En superficies nuevas o porosas, puede ser necesario aplicar una imprimación de silicato para garantizar una adhesión óptima. Este paso es crucial, especialmente en superficies que no han sido tratadas previamente con pintura de silicato.

La aplicación de la pintura se realiza con brocha, rodillo o sistema de pulverización, dependiendo de la extensión de la superficie. Es importante aplicar la pintura de manera uniforme, extendiéndola correctamente para cubrir toda la superficie sin dejar acumulaciones o gotas. Para obtener los mejores resultados, a menudo se recomienda aplicar al menos dos capas, permitiendo que la primera seque completamente antes de aplicar la segunda. Este método asegura una cobertura completa y una protección duradera.

Una vez aplicada la pintura de silicato, es esencial permitir que seque adecuadamente. El tiempo de secado puede variar, pero generalmente se recomienda esperar al menos 24 horas antes de la exposición al agua o la intemperie.

En VIP Reformas te ofrecemos un buscador de pintores profesionales, que te permiten obtener los mejores presupuestos de tu zona. 

RECIBE GRATIS 4 PRESUPUESTOS

de 4 Empresas de tu Zona

Tu reforma económica y de calidad empieza AQUÍ

Cuánto cuesta reformar...
Provincias con mayor número peticiones de presupuestos
ver más ciudadescerrar ciudades

Anunciado en medios

Pedir 4 Presupuestos Gratis